Carta de Plataforma Nutrivida

  Los espacios de contemplación propuestos por la Plataforma Nutrivida se basan en el desarrollo de la consciencia corporal, reconociendo el ser humano como un cuerpo de resonancia.

Saramago, escritor portugués dijo: «Dentro de nosotros, existe algo que no tiene nombre y eso es lo que realmente somos».

Este lugar de misterio que habita en el interior de cada una y cada uno de nosotros es un lugar de despertar, que no puede ser abordado unicamente por el análisis mental, y por lo tanto, únicamente por el hemisferio cerebral izquierdo.

Este lugar de misterio puede ser abordado por un estado de visión que brinda la contemplación y que abarca toda la consciencia del cuerpo.

Dicho de otro modo: » …para entrar en el vacío de lo infigurado ( mas allà de las imágenes), de lo indecible ( más allá de las palabras ) et de lo impensable ( mas allá de los conceptos)…» como diría el Maestro Eckart, necesitamos de nuestra paleta de colores de resonancia que nos ofrece todo nuestro cuerpo.

A partir de estos conceptos podemos inferir que la contemplación se transforma en un medio para trascender los estereotipos, gracias al desarrollo de la consciencia corporal que facilita un cierto desapego de las representaciones mentales.

A partir de los supuestos antropológicos que vengo de enunciar, la Plataforma Nutrivida promueve la salud pública teniendo en cuenta los espacios de contemplación y de despertar de la consciencia.

Gracias a la práctica constante del estudio y de la organización de talleres diversos, la Plataforma Nutrivida guarda la facultad de recrear y trascender constantemente sus paradigmas.

El desempeño artístico propuesto por la Plataforma Nutrivida a través de talleres está en constante evolución y se inspira de la transversalidad entre las disciplinas del arte, la cultura y la salud.

De la misma manera que el Teorema de Gödel que enuncia que un sistema se explica gracias a otro sistema que está por fuera de el, la Plataforma Nutrivida sostiene la transdisciplinaridad para trascender las paradojas.

La salud del individuo y de las comunidades se encuentra inscrita en un contexto cultural y éste influencia de manera importante las representaciones sobre la salud que la sociedad construye.

Las actividades artísticas y místicas pueden ser igualmente un medio para abarcar temáticas de la salud y jugar así un rol de catalizador de las representaciones que la sociedad se hace sobre ella.

La salud individual y comunitaria estan intimamente ligadas a la salud ecológica del planeta. Crear lazos entre el ser humano y el planeta permite respetar y cuidar la ecología.

La contemplación resuena en la percepción que tenemos sobre nosotros mismos y los otros. A través de ella, no necesitamos decorticar nuestro misterio y el del otro. Es así que la contemplación se transforma en un excelente medio para trascender los estereotipos.

La trascendencia de los estereotipos nos lleva por el camino del respeto de sí mismo/a, de los otros, del planeta y de la igualdad de género.

Cuando el LAK LEK, «Ve hacia ti mismo» en arameo, se expresa en la mujer y en el hombre, podemos decir que el planeta respira en el sentido de la sanación.

Stéphanie Metzger del Campo

en colaboración con Maya Blanco

Referencia para citar:

Plataforma Nutrivida: Estudio de la transdisciplinaridad entre el arte, la cultura y la salud   ( 2018) Metzger del Campo S., Blanco M. Carta de Plataforma Nutrivida. www.nutrivida-ge.ch/carta-de-nutrivida/

Charte Association Nutrivida-Transdisciplinarité entre l’art, la culture et la santé de Stéphanie Metzger del Campo, Maya Blanco est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution – Pas d’Utilisation Commerciale – Pas de Modification 4.0 International.